Consejos para el mayor rendimiento de las maquinas

Categories:

1. No lubricar en exceso

Más no siempre significa mejor. La lubricación excesiva es un error cometido con demasiada frecuencia, sobre todo entre técnicos inexpertos, y que afecta por distintas razones negativamente en el cálculo del CTP. En primer lugar, causa un consumo innecesario en las existencias de lubricantes que luego cuesta dinero reponer. En segundo lugar, la lubricación excesiva requiere más mano de obra u horas de trabajo que podrían haber sido invertidas en tareas más importantes o productivas. Y finalmente, la presencia de demasiado lubricante entre las partes funcionales de la maquinaria, provoca un exceso de fricción y un desgaste de los componentes claves, lo que lleva a una pérdida de rendimiento neto durante el tiempo que la maquinaria está parada para ser reparada y un coste no deseado en la compra de piezas de repuesto.
Es aconsejable por tanto trabajar estrechamente con el fabricante de los lubricantes para eliminar estas situaciones. Algunos de los mejores fabricantes ofrecen como parte integral de su paquete de productos y servicios, la formación de técnicos y un programa informático que les ayuda a calcular un calendario de lubricación que indica cuales son las cantidades de lubricante exactas que hay que aplicar, cuándo y dónde. De este modo se reduce el consumo innecesario del mismo, la inversión de demasiado tiempo de trabajo en el mantenimiento de la maquinaria y el riesgo de averías, contribuyendo todo ello a disminuir el CTP.

2. Minimizar los residuos y su tratamiento

Los lubricantes se desgastan y pierden su efectividad con el tiempo y han ser cambiados periódicamente. El tratamiento y eliminación de estos residuos, de acuerdo con la legislación vigente, es un proceso que inevitablemente aumenta el CTP de la maquinaria.
Sin embargo, este coste puede ser reducido al mínimo con la utilización de lubricantes sintéticos de alta calidad en vez de los convencionales lubricantes minerales. Los sintéticos tienen una vida útil tres o cuatro veces más larga que los lubricantes minerales, y por lo tanto, el intervalo de lubricación se extiende considerablemente, reduciendo el tiempo necesario para la relubricación del equipamiento así como la cantidad de residuos a tratar.

3. Reducir el consumo de energía

El consumo de energía para la operación de la maquinaria contribuye enormemente en la ecuación para calcular el CTP, y una óptima eficiencia energética influye muy positivamente en el resultado final.
No se puede alcanzar dicha eficiencia energética si el fabricante está utilizando lubricantes de una calidad inferior o aquellos que no son aptos para la aplicación en cuestión. Si por esta razón, el equipamiento se desgasta o si sus componentes sufren oxidación o corrosión, hay un aumento de la fricción y de la temperatura en las partes funcionales, y por lo tanto se ha de incrementar el consumo de energía para mantener los niveles de producción. Al igual que antes, los lubricantes sintéticos son la solución al problema y ofrecen una manera de obtener el mejor rendimiento y consumo energético del equipamiento. Al ser de una calidad superior a la de los lubricantes minerales y estar formulados especialmente para aplicaciones especificas, evitan mejor el deterioro y la corrosión en la maquinaria y reducen considerablemente los niveles de fricción.

4. Realizar auditorias de lubricación regulares

Una buena auditoria de lubricación, realizada de forma regular, proporciona a los fabricantes y a su departamento técnico una estrategia de mantenimiento detallada que les permite sacar un mayor rendimiento de su maquinaria, y como consecuencia reducir su CTP. Algunas de las empresas lideres en la fabricación de lubricantes ofrecen un servicio de auditoria realizado por un técnico especialista, quien analiza los informes de mantenimiento y los componentes de equipamiento para determinar los puntos débiles en la gestión de su lubricación.
Una auditoria completa ayuda a identificar, por ejemplo, las áreas donde hay una frecuencia anormal de lubricación o de averías, o los problemas que podrían causar en el futuro una parada no planificada de la maquinaria. También analiza los entornos de operación y almacenaje de los lubricantes, para ver donde existe el riesgo de contaminación de los mismos por agua, polvo, suciedad o químicos. El auditor además puede examinar las prácticas de los operarios y su manejo de los lubricantes, y asesorar en el caso de que haya posibilidades de contaminación cruzada.
El informe final de la auditoria contiene una serie de recomendaciones para mejorar la gestión de la lubricación y proporciona a los técnicos de mantenimiento de la planta una valiosa herramienta de referencia para ayudarles a optimizar el rendimiento del equipamiento y así reducir el CTP.

5. Invertir en la buena calidad

Como en muchos otros aspectos de la vida, el refrán ‘Si compras barato, pagas doble’ es aplicable también en el caso de la compra de maquinaria. Una buena inversión en equipos y máquinas de calidad ayuda a largo plazo a disminuir su CTP, ya que tendrán una mayor vida operativa que aquellos de una calidad inferior y no habrá que sustituir algunos de sus componentes con tanta frecuencia, lo que supone menos horas de trabajo perdidas y menos gasto en recambios, etc.
Pero es importante tener en cuenta que la maquinaria de alta calidad requiere lubricación con lubricantes también de la mejor calidad posible – lubricantes sintéticos que han sido formulados para aplicaciones específicas y que pueden prolongar aún más la vida útil de la maquinaria y aumentar su rendimiento. Uno no se compraría un coche de lujo para luego lubricar su motor con un aceite de marca blanca.
Algunas de las mejores empresas fabricantes de lubricantes lideran ahora el mercado gracias al esfuerzo y la inversión que han hecho en el área de I&D, trabajando estrechamente con sus clientes y/o proveedores de maquinaria, para crear gamas de productos de lubricación que cumplen los requisitos específicos de los usuarios finales.
La formulación de estos lubricantes sintéticos a menudo se basa en compuestos químicos como los ésteres, los glicoles polialquenos (PAG) o las polialfaolefinas (PAO), que aportan al lubricante en cuestión las propiedades idóneas para una determinada aplicación. Dependiendo de la base utilizada, los lubricantes pueden exhibir una o más de las siguientes cualidades: alta estabilidad térmica, alta tenacidad, buena capacidad para operar en un amplio rango de temperaturas, buena resistencia al agua o productos de limpieza, baja volatilidad, buena resistencia a altas presiones, etc.
Por lo tanto, existe en el mercado una multitud de lubricantes muy especialistas y de alta calidad que permiten al fabricante seleccionar aquel que le ofrece la mejor solución de lubricación, sacar un óptimo rendimiento a su inversión en equipamiento y reducir su CTP.

Lubricación

Categories:

En LOGTECH sabemos que una correcta lubricación incrementa el tiempo de funcionamiento de una máquina y simplifica las tareas de mantenimiento. Para reducir la fricción y el desgaste de la maquinaria de nuestros clientes y con ello aumentar su competitividad.

La lubricación es un factor vital para el correcto funcionamiento de las máquinas. Un mal sistema de lubricación incurre en costes de averías, paradas no programadas, mano de obra, etc.

En cambio, con nuestro servicio de lubricación centralizada automática se mejora la productividad al aumentar la disponibilidad de los equipos y reducir los costes de mantenimiento. Además, garantiza un mayor nivel de seguridad y reduce la huella ecológica.

La importancia del mantenimiento preventivo.

Categories:

En LOGTECH creemos que el mantenimiento preventivo de la maquinaria es el mejor tipo de mantenimiento.

¿Qué es el mantenimiento preventivo?

Realizar de forma periódica inspecciones tanto de funcionamiento como de seguridad, ajustes, análisis, limpieza, lubricación, calibración… en base a un plan de mantenimiento establecido y no a la demanda del operario porque es necesaria una reparación.

El objetivo del mantenimiento preventivo industrial es prever los problemas que pueda tener una máquina, corregirlos en el momento oportuno y mantener la maquinaria en el punto óptimo de funcionamiento y eficiencia.

¿Cuáles son las ventajas de un buen mantenimiento preventivo?

Con un buen mantenimiento preventivo de la maquinaria, se llega a conocer mejor el estado cada máquina, sus condiciones de trabajo y sus puntos débiles para determinar el origen de averías. Con esta inteligencia, se consigue:

Mayor seguridad para el operario.
Máxima disponibilidad de la maquinaria.
Mayor productividad.
Menor coste en mantenimiento y en reparaciones.
Mayor duración de los equipos.